sábado, 27 de febrero de 2010

El lago, de Paula Kauffman.

Norberto Zuretti
El lago, de Paula Kauffman.



Paula es argentina, y esta novela ganó recientemente un primer premio de esos importantes de alguna editorial nacional, creo que Planeta.

El ambiente, los Parques Nacionales del sur argentino.

El argumento, el padre de la relatora participó –hace ya más de treinta años- de una expedición en busca de un monstruo que aparecía por uno de esos lagos. Ella accede a los viejos archivos y a la documentación científica que aseguraba que podía resultar cierto. Aún persisten en el imaginario popular esas evidencias, que se originaron centenares de años atrás en la comunidad mapuche.

La narradora se encuentra viviendo en la casa de su padre, con personajes de la época del padre. Va reconstruyendo, a través de la vida del padre, su propia historia, mientras vive sucesos que la remiten a esos tiempos. En el medio, constantes remisiones a hechos siniestros de la dictadura

El monstruo que buscan no aparece nunca, apenas signos que se interpretan como sus rastros. Su presencia es permanente. Y además afloran otro tipo de monstruos más propios de cada personaje.

Me pareció muy acertado el punto de vista de la narración, la forma de transmitir las sensaciones y los distintos estados de ánimo. La presencia de lo siniestro. El ritmo, preciso, que conduce todo el relato La feliz decisión de no calificar, nada más mostrar los hechos y lo que esos hechos van generando en los individuos.

Muy bien escrita.